¿Qué debe contener el botiquín de primeros auxilios de una oficina?

Jornadas de 40 horas semanales y mucho tiempo dedicado al trabajo. Así se postulan las semanas de una ingente cantidad de -afortunados- trabajadores que se levantan diariamente para desempeñar su trabajo. Generalmente, realizan 8 horas diarias de trabajo, pero la realidad es que el tiempo es mayor si se tienen que quedar a comer. En total, podríamos hablar en torno a unas 9 o 10 horas diarias en las que el trabajador sale de su casa y permanece en el trabajo. Durante todo este tiempo, pueden surgir según qué imprevistos de todo tipo, pero lo más importante es atender a aquellos que guarden relación con la salud. Si quieres saber cuáles son y qué debe tener una oficina para solventar problemas o incluso, salvar vidas, en este artículo lo desvelamos.

Las personas pueden permanecer hasta 1.700 horas anuales en el trabajo

La oficina es para muchos y muchas, su segunda casa. Tal y como hemos avanzado anteriormente, los trabajadores se encuentran largas horas en su trabajo y pueden surgir percances que conviene tener en cuenta. Los accidentes laborales pueden ocurrir cualquier día de trabajo y en gran cantidad de ellos, hay un aliado muy importante: el botiquín de primeros auxilios.

Dependiendo de cuál sea el trabajo, existe un mayor nivel de peligrosidad, pero hay percances que pueden ocurrir en cualquier trabajo. Hablamos de accidentes leves como un corte con un cúter o una tijera, una quemadura en la cocina de la oficina o una caída. El botiquín es uno de los utensilios que existe en cualquier oficina y que no se le presta atención hasta que surgen los problemas.

En el momento de necesitarlo, deberemos encontrar una serie de elementos que no deberían faltar jamás. En primer lugar, un manual de primeros auxilios para conocer toda la información necesaria ante según qué imprevistos. Por otro lado, unas gasas esterilizadas y esparadrapo para posibles torceduras o cortes. Asimismo, también es importante contar con antisépticos, crema antibiótica y tiritas.

En caso de quemaduras, una crema específica para ello es imprescindible. Por otro lado, para manipular los elementos descritos anteriormente, no deben faltar pinzas o tijeras. Por último, no hay que olvidar los analgésicos, los antiinflamatorios y la mercromina para poder desinfectar heridas.

Evidentemente, este tipo de material es útil ante problemas leves. En caso de que exista una dolencia grave, se debe acudir inmediatamente al médico y olvidarse del botiquín. Sin embargo, es cierto que el tipo de accidentes al que nos referimos en este artículo, son laborales y por ello, lo mejor es contar con un botiquín provisto de los elementos que hemos indicado.

También te puede interesar

Estás a punto de entrar en la tienda online de Actiu - Oficines.

Introduce este código durante tu compra y recibirás un 15% de descuento en toda la tienda.

OFICINES43T15