Mobiliario sostenible: 1 tendencia al alza

Las tendencias en mobiliario no cesan en surgir y el concepto de mobiliario sostenible es un ejemplo de ello. En este caso, se refiere al que se realiza con materiales naturales y sin emplear tratamientos químicos, por lo que lo convierte en un producto que no es perjudicial para el medioambiente, ni para la salud de las empresas que lo adquieren o fabrican.

En el mobiliario sostenible, hallamos una gran variedad de materiales y opciones para diseñarlo, pero uno de los que más relevancia está obteniendo últimamente es el mobiliario sostenible de corcho. En este caso, es un material que proviene de la corteza del alcornoque y crece anualmente para extraerse sin dañar al árbol. El mobiliario realizado con este material está muy de moda y es un tipo de mueble ecológico que se puede utilizar no solo para exterior, sino también para interior.

mobiliario sostenible

El corcho se ha empleado a lo largo del tiempo en la industria de la construcción como aislante térmico en paredes, techos y suelos. Ahora, este material se emplea para mobiliario sostenible y potencia la decoración. Asimismo, es un material más económico, ligero, resistente, reciclable, natural y biodegradable.

Algunas opciones de mobiliario sostenible realizado con corcho

Actualmente, encontramos una amplia variedad de mobiliario sostenible que podemos incluir. Un ejemplo de ello son los taburetes, mesitas, sillas e incluso lámparas confeccionadas con corcho. La decisión de decorar las oficinas con mobiliario sostenible es muy parecida a la de llevar una alimentación que sea saludable. Si lo que nos rodea es orgánico, natural, sin tratamientos químicos y realizado con materiales naturales, se convertirá en la mejor alternativa para nosotros, el planeta y nuestros trabajadores.

Para conocer si un mobiliario sostenible lo es, debemos conocer cuál es su ciclo de vida. En este caso, deberán favorecer la conocida economía circular, un modelo económico que persigue dar un uso más eficiente a los recursos disponibles. De esta manera, se evita reducir al máximo los residuos y se origina un impacto positivo en el medioambiente.

Un mueble será sostenible siempre que se realice íntegramente con materiales naturales y con procesos de obtención sostenibles. Además del corcho, con la madera también podemos conseguir mobiliario sostenible. En este caso, nos fijaremos en que las maderas dispongan de sellos de tipo FSC o PEFC, que significa que garantizan la procedencia de bosques gestionados de manera sostenible. Su origen tendría que ser lo más local posible.

¿Qué aspectos tener en cuenta en el diseño del mobiliario sostenible?

Si decidimos rodearnos de piezas que sean funcionales, bien discurridas y que permitan más de un uso, tendremos menos objetos y con ello, aplicaremos el principio de reducción. Asimismo, un diseño ecológico también llevará implícito otros aspectos además de la funcionalidad. Por ejemplo, la durabilidad, con un mantenimiento que sea sencillo y que prolongue su vida útil. El desmontaje será sencillo para el reciclaje, se diseñara para el residuo cero y se reducirá la cantidad de materia prima empleada.

Beneficios del mobiliario sostenible

Para conseguir que el mobiliario sostenible comporte beneficios, deberemos tener en cuenta su ciclo de vida y salubridad. El primero de ellos es que crea ambientes saludables, sin lacados o barnices que desprenden compuestos volátiles.

Por otro lado, en cuanto a madera, la que procede de gestión sostenible reduce la tala ilegal, evitando el uso de maderas tropicales. Asimismo, con el mobiliario sostenible creamos un mundo mejor, a nivel social y medioambiental.

El planeta no es infinito y los recursos tampoco lo son. Se trata de una tendencia que se está consolidando progresivamente y que permite reducir al máximo los impactos para que el futuro siga disponiendo recursos.