Mamparas de oficina: 3 tipos y características

Las mamparas de oficina son uno de los elementos más útiles para la creación de divisiones en espacios abiertos o diáfanos sin tener necesidad de construir tabiques. En los últimos años, la demanda de este tipo de corrimientos de interior ha crecido considerablemente. 

La función más importante de estas mamparas es la de lograr unas condiciones óptimas de privacidad en espacios abiertos como oficinas  con unas necesidades que pueden variar. Por ejemplo, se puede requerir la separación integral de una parte de la oficina para albergar reuniones o bien, para que los trabajadores cuenten con su propio espacio y se eviten distracciones.

Características de las mamparas de oficina

El uso de las mamparas de oficina no está limitado exclusivamente a las oficinas, aunque lo cierto es que se las conoce con ese nombre. Se pueden incluir tanto en hoteles, como centros de salud, centros educativos, ferias u hogares para distinguir diferentes ambientes.

Una de las características a tener en cuenta respecto a las mamparas de oficina es la de reducir los costes. Su rápida instalación permite que sea una opción comúnmente más escogida en lugar de levantar muros. Además de ello, encontramos que se requiere un menor gasto de personal, de materiales y con ello, se disminuyen considerablemente los costes consiguiendo las mismas prestaciones.

Son construcciones modulares que pueden ser desmontadas y transportadas a otro lugar. Los costes que se asocian a la adaptación en su nueva ubicación, serán menores que en otras alternativas. Asimismo, en caso de que las necesidades se modifiquen, es posible cambiar la distribución. Un ejemplo es mediante el uso de mamparas para una oficina mayor tras fusionar dos espacios.

Mamparas de oficina

Gracias al empleo de mamparas de oficina, conseguimos aprovechar de mejor manera la luz natural, siempre que escojamos transparentes o mixtas. En caso de que sea un lugar en el que se recibe frecuentemente a clientes o proveedores, tendrán la sensación de que se trata de una oficina abierta y transparente. Es una sensación similar a las oficinas bancarias, en las que puede observarse a través de las mamparas los distintos departamentos e incluso, la oficina del director.

Por otra parte, también hay que mencionar la inmensa variedad de diseños que hay en la actualidad. En el caso de mamparas ciegas o mixtas donde se usan tableros melaminados, las posibilidades son infinitas. Para las mamparas de cristal, se pueden utilizar vinilos que también permiten una gran cantidad de opciones. La madera que se usa en las mamparas de oficina es de naturaleza aislante. En caso de que se desee una mayor privacidad, existe la posibilidad de recurrir a cristales dobles, vidrio laminado o doble panel de madera.

¿Qué tipos de mamparas de oficina existen?

A la hora de escoger un tipo de mamparas de oficina, podemos encontrar en el mercado una gran variedad de ellas.

Mamparas ciegas

Las mamparas ciegas son las que ocultan a la vista qué hay en el interior. Se usan para el aislamiento del espacio y el mantenimiento de la privacidad. Generalmente, se fabrican con tableros melaminados, aunque también se pueden hallar en distintos materiales.

Mamparas mixtas

En este caso, nos encontramos ante mamparas de oficina divisorias que combinan elementos transparentes con otros que no lo son. Frecuentemente, consiste en cristaleras a partir de media altura.

Mamparas transparentes

Son aquellas que están hechas de cristal de manera integral y que permiten que la vista alcance hasta el interior. Este tipo de mamparas para oficinas tiene un mayor estilo y elegancia para los espacios de trabajo.

Ahora que conocemos cuál es la tipología y características de las mamparas de oficina, es el momento de analizar la más adecuada. Si necesitas asesoramiento, en Oficines contamos con más de 15 años de experiencia para poder asesorar y encontrar la mejor opción. No dudes en consultarnos sin ningún compromiso.