Descubre cuáles son las razones para construir un jardín vertical en tu oficina

¿Trabajas en una gran ciudad? Seguro que alguna vez has pensado en la necesidad de poder observar más zonas verdes en ella. Parques y jardines son los lugares más destacados y que más favorecen la desconexión del estrés de las urbes. La oficina también suele ser un lugar marcado por la ausencia del verde de la naturaleza, pero existen motivos para hacer que esta situación cambie de forma radical. A continuación, destacamos cuáles son las razones por las que un jardín vertical se convierte en la opción perfecta para colocar en tu oficina.

El aumento de la concentración está íntimamente ligado con las plantas

Aunque parezca mentira, pasamos una gran cantidad de horas en la oficina trabajando. Por ello, lo normal es que busquemos que ese lugar sea agradable y alegre. Por ese motivo, los jardines verticales naturales son la mejor idea para conseguirlo.

Los jardines de este tipo no son únicamente elementos decorativos, sino que tienen una gran cantidad de beneficios para los trabajadores que trabajan junto a ellos. A este tipo de jardines, también se les conoce como muros verdes y proporcionan un efecto de relax total. Asimismo, también es positivo para los sentidos como la vista y el olfato.

Colocar plantas en un lugar cerrado hace que actúen como filtradores del aire, ya que tienen la capacidad de transformar el dióxido de carbono en oxígeno. Por otra parte, la falta de concentración de los trabajadores tiene que ver con la escasez de plantas. Si se encuentran rodeados de ellas, la falta de concentración se reducirá hasta en un 70%. Se trata de un dato avalado por los científicos, quienes descubrieron que tiene efectos positivos en la psicología de las personas. Así, la presencia de plantas aumenta la productividad y aumentan la sensación de bienestar, al tiempo que reducen el estrés laboral.

Por otro lado, colocar un muro verde, hará que mejore la salud de los empleados. La razón, se explica porque evita la presencia de enfermedades, genera mayor creatividad y disminuye la ansiedad y la depresión. Si aún no cuentas con un jardín de este tipo, tal vez sea el momento perfecto para invertir en ello y que tus empleados sean más productivos y felices.