¿Cuáles son los colores más relajantes para las paredes de una oficina?

Relajarse en la oficina es un aspecto fundamental. Tal y como comentábamos anteriormente en un post sobre cómo practicar yoga en la oficina , el estrés es uno de los elementos más usuales en los trabajadores y trabajadoras de este tipo. Durante los artículos, hemos podido conocer cómo la naturaleza, el yoga o la alimentación, son fundamentales para que el estrés no se adueñe de nuestro día a día. Sin embargo, no hemos hecho hincapié en cómo la pintura de las paredes también puede ser determinante. Si quieres conocer más detalles, en este artículo los desvelamos.

En tu lugar de trabajo apuesta por colores relajantes

En una oficina, sabemos que el estrés diario suele ser protagonista. Cambios de última hora, pedidos de trabajo instantáneos o problemas informáticos se convierten en el día a día de las personas que se dedican a trabajar en ellas. Por todo ello, hay que parar y ser conscientes de que hay tiempo para todo y que las prisas no son buenas.

Aparte, es cierto que los elementos que se hallan en la oficina, pueden servir de ayuda para que la relajación esté siempre presente. La pintura que ponemos en las paredes es uno de los más importantes, puesto que hay que crear ambientes que apuesten por el relax.

En primer lugar, destacamos el color azul, puesto que dentro de su gama cromática de tonos y matices, podemos escoger una ingente cantidad de ellos, donde la relajación sería clave. Sin embargo, vamos a resaltar 3 tipos de azules para no realizar un listado demasiado extenso. Así, hablamos del azul claro y azul grisáceo. Por último, el azul turquesa es una excelente opción, eso sí, debemos saber cómo añadirlo. En este sentido, puede combinarse una pared de este tono con otros más claros de otra tonalidad (blanco).

Por otra parte, debemos hablar del tono verde, que siempre se ha postulado como un color relajante. Podemos optar por un verde claro con escasa saturación, un verde oliva clarito, un verde grisáceo o un verde azulado, para que sea una oficina elegante y con vida.

Otro de los colores estrella en la oficina es el gris. Se trata de un anticolor o color neutro por excelencia. No es un color muy llamativo, por lo que para sacar todo el provecho posible y lograr que sea relajante, debemos combinarlo con otros colores como el blanco, que resultará ideal. En este caso, podríamos combinarlo prácticamente con la totalidad de tonos grises disponibles. Así, también lograremos que se un lugar sofisticado y actual.

La razón por la que estos colores aparecen en este listado, es debido a que se hallan en la parte fría del círculo cromático. Evidentemente, existen otros colores que también ayudan a crear ambientes serenos y de relax como los beige o los marrones, pero no se encuentran en la parte fría del círculo, sino en la cálida. No quiere decir que no se pueda apostar por ellos, pero lo cierto es que no son los más efectivos.

También te puede interesar

Estás a punto de entrar en la tienda online de Actiu - Oficines.

Introduce este código durante tu compra y recibirás un 15% de descuento en toda la tienda.

OFICINES43T15