Conoce cómo reciclar en tu oficina

Cuidar el planeta es uno de los aspectos que mayor interés está suscitando en los ciudadanos. La sensibilidad tanto con el Medio Ambiente como con los animales, afortunadamente está en auge y es tendencia. Basta con recurrir a los datos para hacernos eco de la importancia que está teniendo el reciclaje en la vida de las personas.

Según un estudio realizado por Ecoembes, el pasado año, cada habitante depositó hasta 13,96 kilos de envases de plástico, latas y briks en el contenedor de color amarillo. Este dato, supuso un 5,76% más que el pasado año. Por otro lado, se arrojaron 16,1 kilos en el contenedor azul con un 3,87% más que en 2016. Dicha tarea, fue posible con la colaboración de los ciudadanos, los ayuntamientos y las empresas, que no han dejado de insistir en que el reciclaje es de vital importancia.

Y en tu oficina, ¿cómo podríais reciclar?

Tal y como anunciamos al inicio del artículo, el reciclaje ha crecido en importancia no por tendencia, sino por responsabilidad ciudadana con el planeta. Poco a poco, se ha concienciado a la población a la hora de reciclar cada día, escogiendo el contenedor idóneo para depositar según qué productos o alimentos.

Así, esta concienciación se debe trasladar a los puestos de trabajo, donde también es importante el reciclaje. En el caso de que trabajes en una oficina, deberás atender a estos consejos para conseguir que dicha acción esté presente en ella. El primero de ellos, es disponer de 2 contenedores, uno para los alimentos y otro para el papel, cartón y plástico.

Asimismo, es importante tener en los puntos de impresión de documentos tanto papel reciclable como papel limpio. Asimismo, reciclar no es únicamente dividir los productos en determinados contenedores. Por ello, en el uso de cargadores de ordenadores portátiles o móviles, hay que atender al hecho de desconectarlos en el momento en que estén cargados. Además de ello, también es importante apagar las luces cuando no sean necesarias y potenciar el uso de luz natural cuando las condiciones climatológicas lo permitan.

En el caso de que hagas uso de pilas, bombillas y baterías de móviles que han dejado de funcionar, no lo deposites en el contenedor. Para todo ello, existen centros de devolución post-consumo en distintos centros comerciales, supermercados o incluso marquesinas donde poder tirarlos.

Por otro lado, en cuanto al uso de materiales, es mejor apostar por aquellos que sean reciclables y potenciar el uso de la comunicación a través de e-mails en lugar de utilizar tanta cantidad de papel. Para todo ello, no estaría de más que en tu lugar de trabajo se realizasen campañas de concienciación a los trabajadores sobre todo ello.

En Oficines, apostamos por este tipo de acciones para crear un planeta mucho mejor en el que su salud, esté garantizada. Reciclar es sinónimo de ayudar, por lo que infórmate debidamente sobre cómo fomentar este tipo de actividades para lograr un mundo más sano, limpio y mejor.