¿Cómo prevenir las alergias en la oficina?

Acabamos de dar la bienvenida al otoño y con él, las temidas alergias que tanto afectan a las personas. Por si no lo sabíais las alergias son el motivo principal de baja laboral y se ha detectado que el foco está en las oficinas. Por ese motivo, es conveniente prevenir el desarrollo de las alergias originadas por los caros y el polvo que se acumula en las mesas de oficina y diferentes elementos propios de la oficina.

Síntomas de la alergia

A pesar de que últimamente nos estamos preocupando más por el mobiliario de oficina y la calidad a la hora de conseguir mejores posturas, es verdad que no solemos reparar en la importancia que tiene una buena limpieza de la oficina. Las condiciones de trabajo y el ambiente en el que trabajamos influyen en el desarrollo de los síntomas de la alergia. Según la OMS, se prevé que en 2025 al menos el 50% de la población tendrá alguna alergia.

Los síntomas más comunes de la alergia son los siguientes: picor en los ojos, dolor de cabeza, sensación de lagrimeo constante, mucosidad y estornudos frecuentes además de dificultad respiratoria.

¿Cómo evitar las alergias?

Lo primero que debemos hacer es limpiar el mobiliario de nuestro trabajo. Sin embargo, el orden y el despeje de las mesas de oficina también es fundamental, puesto que evitará que se acumule el polvo. Por otro lado, debemos desinfectar diariamente la oficina.

Algunas oficinas cuentan con moqueta y resulta todo un festival para los ácaros. Debemos aspirarla con frecuencia para evitar su aparición. Además de ello, siempre es bueno ventilar la oficina para acondicionarla mejor. Durante esta época, aún podemos disfrutar de un tiempo estival, por lo que el uso del aire acondicionado es habitual. En este sentido, debemos limpiar debidamente los filtros del aire acondicionado, puesto que son acumuladores de polvo y al conectar el aparato se remueven y pululan por el aire causando alergias.

Evidentemente, debemos permanecer un tanto alejados del chorro del aire acondicionado para evitar constipados, dolores musculares o de cabeza. Por último, no debemos abusar de antihistamínicos, puesto que nos causarán somnolencia y ello incidirá en la escasa productividad en el trabajo.

Por todo ello, la limpieza de nuestras oficinas es básica. Debemos atender a esta cuestión para evitar que las alergias propias de la estación del otoño incidan negativamente en nuestra salud. De esta manera, conseguiremos trabajar en la oficina y gozaremos de una salud de hierro.

También te puede interesar

Estás a punto de entrar en la tienda online de Actiu - Oficines.

Introduce este código durante tu compra y recibirás un 15% de descuento en toda la tienda.

OFICINES43T15