Claves para concentrarse en la oficina

Lunes, 8:00 am, abres la puerta y te sientas en tu silla de oficina. Tu cuerpo sigue insistiendo desde que te has despertado, “necesito dormir cinco minutos más”. En Oficines no solamente ofrecemos muebles de oficina, si no soluciones integrales para trabajar mejor, así que agárrate a tu mesa de oficina porque vamos a explicar los consejos infalibles para trabajar concentrado desde que empiezas tu jornada laboral hasta que la terminas.

Primera hora de la mañana: despierta

La primera dificultad que nos encontramos al llegar al trabajo es que nuestro cuerpo aún no se ha adaptado a esa intensidad mental necesaria para concentrarse. Obviamente, la mejor solución es realizar una actividad física antes de empezar la jornada, pero eso no siempre es posible. Necesitamos despertar nuestro cuerpo y nuestra mente así que, en caso de que no puedas hacer ejercicio antes de trabajar, puedes fijar reuniones internas a primera hora. Realizar estatus de trabajo los lunes por la mañana te preparan mentalmente para afrontar el día.

Otra buena solución, en caso de que no puedas reunirte, es la música. Existen multitud de listas de música para trabajar mejor y afrontar el día con más energía. Desde el camino al trabajo hasta la primera hora de la jornada, te proponemos dos listas para despertar con energía (nosotros usamos la aplicación spotify, muy completa, gratuita y fácil de usar):

 

Después de comer, segundo asalto

La segunda parte difícil del día es sin duda cuando terminamos de comer. Después de unas horas trabajando descansamos para comer, y entonces al cuerpo le cuesta volver a su rutina habitual.  Para ello, lo ideal es una pequeña siesta de 15 o 20 minutos, ya que están probados científicamente los beneficios de la siesta para concentrarse.

En Oficines estamos seguros de que el 90% de los lectores está pensando que no tiene tiempo ni lugar para echarse una siesta en la oficina. No hay problema, siempre existen otras formas de volver a preparar nuestro cuerpo y mente. Siéntate en tu silla de oficina apoyando toda la espalda. Cierra los ojos (no ahora, cuando termines de leer el ejercicio) y respira profundamente. Cuando sueltes el aire, piensa que estás liberando todo el cansancio acumulado. Cuando inspires, siente que estás absorbiendo energía positiva. Este es un consejo quizás un poco esotérico pero demostrado, aquí tienes un artículo de las ventajas del mindfulness para concentrarse.

Esperamos que estos consejos para mantenerte concentrado te ayuden en tu día a día.

También te puede interesar

Estás a punto de entrar en la tienda online de Actiu - Oficines.

Introduce este código durante tu compra y recibirás un 15% de descuento en toda la tienda.

OFICINES43T15