C/ Manyà, 26 - Polígono Táctica Paterna (Valencia) - Tel: 962 761 799
icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media

Los Think Tank o laboratorios de ideas son un espacio destinados a que los trabajadores, independientemente de su puesto en la empresa, puedan desarrollar sus ideas, proyectos e impulsar los de otros. Habitualmente son zonas concedidas con dos propósitos: relajación y concentración. Pueden crearse de varias formas, según la disposición de la empresa: zonas dentro de la organización para relajarse, lugares reservados donde los trabajadores pueden acudir para estar en silencio e incluso pequeñas salas donde los compañeros se reúnen para trabajar en un proyecto conjunto.

 

El diseño de un Think Tank es tan variado como lo permita la imaginación. No hay normas establecidas, el diseño de la sala puede variar asumir desde modelos cerrados a los totalmente abiertos. Al mismo tiempo, pueden estar hechos de mamparas de cristal translúcidas u opacas, según el grado de privacidad que se desee. Los Think Tank están constituidos como lugares de reflexión o como zonas creativas, aun así pueden ser utilizados para otros fines, como sala de reuniones, una habitación para practicar mindfulness o para hablar por teléfono sin tener que molestar a los compañeros. Las variables para utilizar este espacio las determinará la propia empresa y sus necesidades.

¿Cuál es mi zona Think Tank ideal?

 

Una de las mejores características de este tipo de salas es la versatilidad a la hora de crearlas. No existe un modelo predefinido, no hay un catálogo. Tenemos que imaginar cuál va a ser nuestra sala ideal para que los integrantes de la empresa se sientan a gusto, concentrados y se incentive su creatividad. En Oficines tenemos experiencia creando salas destinadas a este propósito, así que hemos preparado un esquema con los parámetros generales que tendrás que decidir para crear tu espacio Think Tank.

 

Las dimensiones

El tamaño de tu laboratorio de ideas vendrá determinado por tres factores:

 

            El número de personas que van a utilizar el espacio. ¿Se van a crear proyectos colaborativos entre dos personas, o se formarán grupos de 8? Esto es muy importante para acotar los metros cuadrados que tenemos que habilitar como laboratorio.

 

            El tipo de proyectos que se van a realizar. Existen ciertas actividades que requieren más espacio que otras. Si tu empresa quiere hacer un proyecto basado en el yoga, por razones obvias influirá en el espacio que necesitan.

 

            El tamaño de tu oficina. Resulta muy importante saber qué parte de tu oficina puedes permitirte destinar a un laboratorio de ideas. En Oficines te asesoramos al respecto, optimizando el espacio para que el laboratorio no restrinja otras actividades que pueda llevar a cabo la empresa y necesite espacio.

 

 

El mobiliario y la decoración

Saber qué mobiliario utilizar es fundamental para que el laboratorio cumpla lo que hemos propuesto. Por supuesto, el trabajador debe sentirse cómodo en todo momento, pero la sala también ha de incentivar al trabajo. Existen infinitas posibilidades a la hora de crear un Think Tank. Por ejemplo, podemos instalar césped artificial para ir descalzos por la sala, pero una mesa grande con sillas alrededor para hacer reuniones. De esta forma combinamos trabajo y sensaciones que no nos encontramos en el día a día.