C/ Manyà, 26 - Polígono Táctica Paterna (Valencia) - Tel: 962 761 799
icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media

Hoy en día los espacios de trabajo están más difuminados que nunca. Trabajamos en despachos individuales, pero también en grandes salas junto con todo el equipo humano. Utilizamos coworkings, salas de reuniones, cafeterías… utilizamos hasta nuestro propio hogar. Si los lugares de trabajo están evolucionando, ¿por qué no lo hacen las sillas de oficina?

 

Las sillas de oficina son el mueble por excelencia que compramos para nuestro propio hogar. Siempre viene bien tener una buena silla y un escritorio, ya sea para trabajar, consultar cosas por internet o para los estudios de nuestro hijo.  Sin embargo, tendemos a pensar en la silla de oficina como la clásica silla oscura y robusta, de piel y con ruedas. Tenemos que darnos cuenta de que esto ya no es así. Existen decenas de opciones de sillas de oficina muchísimo más adecuadas para tener el el hogar, a todos los niveles.

En oficina, disponemos de sillas de oficina ideales para el hogar, por las siguientes características:

Diseño

Olvidémonos de la gran silla directiva negra de piel y demos paso al siglo XXI. Un ejemplo es la silla de oficina TNK. Diferentes opciones de color para combinar con tu habitación y uso de materiales tecnológicos. Cuando podemos contar con tejido de nylon de alta densidad, los duros respaldos dejan de tener sentido. A nivel estético es una silla de oficina mucho más acogedora, pero en diseño de producto cada elemento estético cumple una doble función: en este caso se trata de una silla muy cómoda, que permite la transpiración de la espalda y mantiene una temperatura constante.

Ligereza

Las sillas de oficina en casa suelen moverse de un lugar a otro. Cambiamos la disposición del salón, queremos acoger a invitados y retirar la silla, moverla a otra habitación, etc. Y lo normal es que nos topemos con una silla de oficina que pesa unos 35 kilos, y con unas ruedas que dejaron de girar hace mucho tiempo ya. Con la llegada del diseño moderno, mucho más funcional y minimalista, nos encontramos con sillas de oficina que son fáciles de desplazar de un lugar a otro.

Adaptabilidad

En una casa, la silla de oficina será utilizada por muchas personas. Compartirás silla con tus hijos, marido, mujer o compañeros de piso. Antiguamente, la adaptabilidad de una silla de oficina dependía del uso constante y el hueco que acabábamos formando en la parte del asiento. Hoy en día las sillas de oficina están mejor preparadas, ya que su diseño parte del estudio de las personas: su morfología, tamaño y peso, costumbres y movimientos que se realizan mientras están sentadas. Y, ¿Cuál es el resultado? Bueno, uno de ellos es la silla de oficina TNK FLEX.

 

TNK Flex está concebida para adaptarse a cualquier persona. Y no lo decimos por decir, sino porque esta silla tiene una increíble cantidad de opciones de personalización. Podríamos enumerarlas, pero seguro que disfrutarás viéndola en acción: