C/ Manyà, 26 - Polígono Táctica Paterna (Valencia) - Tel: 962 761 799
icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media icono-social-media

 

Seas dueño de una pyme o CEO de una gran empresa, tendrás un equipo humano al que hay que dirigir y acompañar en su camino a la gloria. En Oficines sabemos que el mobiliario de oficina forma parte de la creación de un ambiente productivo, pero no es la única clave para el crecimiento de una empresa. En la mayoría de ocasiones, crear un buen ambiente laboral depende del líder del equipo.

A continuación, te citamos cuatro características indispensables de un líder, que te ayudarán a crear un ambiente de trabajo idóneo:

 

Capacidad de comunicación

El todo es más que la suma de las partes. Uno de los puntos más importantes para que un equipo se sienta unido y trabaje por un objetivo común es la comunicación. La comunicación será siempre bidireccional, debe expresar de forma clara y sencilla las ideas e instrucciones, aunque también se debe escuchar y considerar las opiniones, criterios y experiencias que los integrantes del equipo tengan respecto a un tema.


Ver las fortalezas y defectos de cada trabajador

Los integrantes de tu equipo no son máquinas perfectas, sino personas con sus virtudes y defectos. Aprende a averiguar qué asuntos lleva mejor cada persona, pero sobre todo en cuáles no es demasiado bueno. Esto ahorrará tiempo en trabajo improductivo, además de algún que otro disgusto. A su vez, es importante conocer qué parte del trabajo le gusta más a cada persona para poder mantenerla motivada y activa.


Tener las metas y el camino claros

No hay nada que genere más confianza en un líder que su seguridad a la hora de trazar y tener claros los planes y objetivos de la empresa. No perder el norte es vital para cualquier líder, pues una de sus funciones es la de guiar al equipo siempre en la misma dirección. Los trabajadores en muchas ocasiones pueden perderse en las tareas más operativos y olvidar la meta. Una visión clara del largo plazo hará que los las personas trabajen de forma más eficiente.



Crear siempre un ambiente productivo y positivo

Por último, y no lo decimos porque esté de moda, la positividad y la alegría en el trabajo. Sabemos que la tendencia positivista se ha apoderado de muchos portales de internet, donde se habla de lo importante que es ser feliz en el trabajo de una forma superficial y con excesiva ligereza. Nosotros también nos hemos visto un poco saturados de los mismos mensajes, sin embargo, no se les puede quitar una parte de razón: Trabajar con un enfoque positivo aumenta la eficiencia y productividad.